NOTICIAS

Viernes 04 agosto, 2017
Agora Public Affairs & Strategic Communications presenta en Bogotá el estudio regional sobre las percepciones de la relación Estado – sectores productivos
Santiago Lacase y Miguel Ángel Herrera

El pasado 1 de agosto en Bogotá, Agora Public Affairs presentó su primer estudio regional sobre las percepciones de los ciudadanos de la relación Estado-sectores productivos en la que participaron Ricardo Ávila Pinto, Director del diario Portafolio, Santiago Lacase, Presidente de Ágora Argentina y Miguel Ángel Herrera, Presidente de Ágora Colombia.

En el evento participaron decenas de CEO de empresas de diferentes sectores, políticos, académicos y periodistas que conocieron los resultados del estudio realizado por la empresa de investigación Quiddity, parte del ecosistema Untold_. El estudio se llevó a cabo en Argentina, Brasil, Colombia y Mexico y se entrevistaron a más 3600 personas.

Lacase, encargado de presentar el estudio, destacó la situación “más madura” que hay en Colombia respecto a la percepción y confianza en las empresas del sector privado en comparación a los otros tres países donde se realizó el estudio. Según los datos de la investigación, en Colombia un 54% de los ciudadanos considera que es mejor para el país que haya más empresas privadas, frente a un 37% que se inclina por las públicas. Una cifra que difiere de Argentina donde el porcentaje es de 36% para las empresas privadas y un 41% para las estatales.

Además se hizo referencia a la confianza de los ciudadanos en determinados sectores productivos y su correlación con la perspectiva de que dichos sectores estén más regulados por parte del Estado. Según comento Santiago Lacase durante su exposición “tener un nivel de desconfianza alto empeora la reputación de la empresa pero también aumenta la perspectiva de ser regulado”. Este es el caso en Colombia de sectores como la minería, los bancos o los fabricantes de cerveza, sectores a los que el 50, 44 y 41% de los ciudadanos aumentarían los impuestos, respectivamente.

En esta línea, Miguel Ángel Herrera, añadió que “el sector privado debe preocuparse por tener una buena imagen, por supuesto, pero también debe estar pendiente de la expectativa que los ciudadanos tienen respecto a su regulación”.

Por su parte, Ricardo Ávila resaltó la “buena apreciación que tienen las actividades privadas tanto desde el punto de vista de la regulación como de la confianza” y advirtió que, en algunos sectores, “es evidente el problema de la corrupción y, a medida que se destapan los escándalos se disparan las percepciones negativas”.